FANDOM


Madre de Gideon Sigue limpiando, sigue limpiando
Este artículo necesita ser arreglado. Puedes ayudar a Wikivisión re-organizando partes del artículo, revisando la redacción o haciendo otra cosa para corregir el artículo.
{{{sub}}}

La puerta del tiempo es un especial protagonizado por Jorge y César Cadaval (Los Morancos). Se estrenó en TVE el 31 de diciembre de 2013.

Los Morancos traspasan 'La puerta del tiempo', un especial de 70 minutos de duración con sketches en los que César y Jorge Cadaval se convierten en personajes históricos y actuales, repasan momentos clave de nuestra historia y de la actualidad más reciente, protagonizan parodias musicales y reciben también sorprendentes cameos de personajes como Eva González, Mariló Montero, Dani Mateo, Rosario, Francisco Rivera o el futbolista Sergio Ramos.

Reparto Editar

Sketches Editar

  • Los Morancos, caracterizados como ellos mismos, conversan sobre la alegría de volver a TVE, y, justo cuando dicen que allí se respira tranquilidad, entra un hombre, que se supone que es el director del especial, metiéndoles prisa a los dos hermanos.
  • Aparecen los dos hermanos corriendo por los pasillos de la sede de RTVE cuando se paran para buscar adónde tienen que ir. En un trabalenguas, recuerdan adónde tenían que ir. En ese instante aparece Mariló Montero (La Mañana de La 1) junto con unos hombres que están llevando "la puerta del tiempo de Eduardo Punset", según dice la presentadora. Esta, se supone, es la puerta del tiempo que les llevará posteriormente a las distintas épocas de la Historia universal. Los Morancos entran y, al hacerlo, desaparecen. Entonces, Montero comenta que, al haber entrado los humoristas en la puerta, se perderán en el tiempo.
  • Salen en distintas ráfagas los hermanos y en diversos lugares y épocas de la historia, como en la Prehistoria con los dinosaurios , en el Antiguo Egipto (2.500 a.C.) o junto a unos caballeros en la Edad Media.
  • Están en un pasillo con muchas puertas, con un lugar en un tiempo distintos en cada una. Ellos no saben adónde ir ni dónde están. Abren una puerta y se encuentran con que están en la época de Napoleón (Jorge Cadaval) (Aragón, 1808), junto a unos soldados franceses que están luchando con los españoles para tomar la Península Ibérica. En ese momento, aparece el famoso cocinero Alberto Chicote (César Cadaval) regañando a Napoleón por "no hacer una conquista en condiciones". Los Morancos imitan el programa de televisión de Chicote, Pesadilla en la cocina con otro, "Pesadilla en la conquista". Entonces, con cierto genio (el que le caracteriza al cocinero), reclama a Napoleón que le traiga el mapa con los proyectos del francés para conquistar la península. Le explica, como si de un menú se tratase, lo que van a hacer. Chicote califica a Napoleón de "mierda de conquistador" y diciéndole que espabile por la cuenta que le trae. Luego aparece el cocinero diciendo cómo ha de tirar los cañones y, después, diciéndole que ha de meter la mano en una olla con aceite hirviendo. El conquistador la mete, obedeciendo así a Chicote, y éste grita de dolor, con un ligero sonido a música andaluza. Entonces el cocinero despide su programa y dice: "La próxima semana estaremos con la persona más importante de toda Europa, Berlusconi, que se liga a dos erasmus en una fiesta".
  • Los populares personajes de Antonia (Jorge Cadaval) y Omaíta (César Cadaval) están buscando una mesa en un centro comercial que muy probablemente es el Ikea. Antonia se pone a imitar a la Niña del Exorcista. Cuando discutían sobre el idioma de origen del nombre de las mesas de la tienda, aparece un dependiente (Dani Mateo) que intenta ayudarlas. Él empieza a decir nombres de cosas en sueco que, lógicamente, Antonia y Omaíta no comprenden en absoluto. Ellas buscan una mesa en la que puedan poner un tapete hecho por Omaíta. Al no encontrar nada, Omaíta se pone a destrozar mesas que tenían allí hasta que por fin monta una mesa con cada pata diferente a las otras. Entonces, sin ton ni son, madre e hija se llevan la mesa que ha construido Omaíta.
  • Un hombre (César Cadaval) está en la Agencia Tributaria pidiendo un crédito. El señor que trabaja en la Agencia (Jorge Cadaval) le imprime un papel y el otro hombre, muy feliz (ya que en tiempos de crisis conseguir un crédito es complicado) sale a la calle gritando como en el famoso anuncio de Limón & Nada, diciendo: "Un paaalo, un paaalo, me han dado un paaalo".
  • Imitando la famosa novela de El Hobbit, aparecen el mago Gandalf (Jorge Cadaval) y Frodo (César Cadaval) cruzando la "Tierra de los Elfos". Frodo duda si están en el sitio donde pensaban, dado que a él no le suena el lugar. Entonces se cruzan con una romería de la Virgen del Rocío. Gandalf piensa que los rocieros son elfos, cosa que le contradice Frodo. Entonces dos hombres que participaban en la romería se acercan a los dos personajes de El Hobbit y les saludan. Uno de los hombres les anima a beber un poco de alcohol, lo que Gandalf llama "brebaje". Frodo, haciendo caso omiso de Gandalf, el cual le decía que no tomase, lo prueba y, enseguida, recobre todos los rasgos de la gente que está en la romería.
  • "MisterChef" es la imitación del famoso concurso de cocina MasterChef. Sale Pepe Rodríguez (César Cadaval), que es jurado del concurso en su edición en España, probando un plato de un supuesto concursante (Jorge Cadaval), del cual dice que no tiene criterio ni textura, que no ha "diálogo entre verduras" y con una presentación muy vulgar. Dice que no tiene alma. Al final puede verse que es una pizza de barbacoa lo que se está tomando Pepe y que el concursante era un repartidor de Telepizza. Pepe muestra al repartidor una camiseta que venía con la pizza, quejándose. El repartidor le dice que si hubiera pedido otra clase de pizza le habrían dado otra cosa. Este le da la factura de la pizza a Pepe, el cual le dice que como no tiene gusto, alma ni criterio y que está mal presentado no se lo puede pagar. Pepe le echa al repartidor de "MisterChef". El próximo que entra en plató es un repartidor de comida asiática.
  • Aparece una señora en un banco, en el que los banqueros están caracterizados por Los Morancos. En cuando esta mujer se iba a marchar, los dos banqueros cogen una pistola, disparando y subiéndose a sus mesas violentamente diciendo uno de ellos (Jorge Cadaval): "Arriba las manos. Esto es un atraco". El otro (César Cadaval) dice: "¡Quietos todos!" Lo que hacen es imitar a unos atracadores de bancos como si fueran banqueros los que atracan. Paradójicamente hablando, se podría traducir como una alusión a lo que mucha gente piensa, una visión negativa de los banqueros: "Que roban mucho". Amenazan con que tienen preferentes, obligan a los testigos del "atraco" a que domicilien sus nóminas... Uno de los banqueros (Jorge Cadaval) le da a un niño "su primera cartilla de ahorros". Cuando un hombre dice: "Pero si ya nos han quitado todo. Por favor, pidan un rescate", los dos banqueros se parten de risa (alusión al rescate bancario). Entonces, aparecen en el banco otros dos atracadores, esta vez del banco de enfrente de ese otro. El banquero del otro banco dice que "los han mandado a ese banco (el primero que aparece) para captar nuevos clientes". Al final, dándose cuenta de que los clientes (rehenes) habían marchado, van hacia ellos los cuatro banqueros.
  • Un hombre (Jorge Cadaval) le pregunta a otro (César Cadaval) dónde está la farmacia más cercana. Este último le contesta dándole muchas instrucciones, hasta llegar al extranjero, pero luego le dice que hay otra girando la calle. Finalmente, el hombre opta por ir a la farmacia que hay en el extranjero, que está en Singapur, "para no liarse", dice.
  • Un matrimonio va a tirar la basura. Pero al fallar con el cartón de leche, que lo tiran al contenedor azul, "por ser cartón", se puede deducir perfectamente que están en un concurso donde tienen que acertar una vez con los tres intentos que hay. En el 2º intento fallan también. Es en el tercer y último intento donde aciertan. Al final dse ponen a cantar marido (César Cadaval) y mujer (Jorge Cadaval). Él dice que van a descorchar una botella de champán para celebrarlo.
  • Continúa la parodia de El Hobbit. Frodo (César Cadaval) y Gandalf (Jorge Cadaval)charlan y este último le dice que han de irse, cosa que rechaza Bilbo. Al final, Gandalf bebe un poco de alcohol (no se sabe qué es) y adopta la misma condición que Frodo.
  • Los Morancos, caracterizados como ellos mismos reaparecen discutiendo sobre qué ha pasado. Abren una puerta y de ella sale agua, motivo por el que la cierran inmediatamente. Abren otra y se encuentran que todo está decorado como en el siglo XVI. Un hombre, caracterizado de la época, aparece diciendo: "Mantengan silencio, vuestras mercedes; la lectura va a comenzar". Jorge Cadaval se queja del mal olor que hay allí.
  • Madrid, 1605. Miguel de Cervantes (Jorge Cadaval) lee las célebres primeras palabras de la novela "Don Quijote de la Mancha": "En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho tiempo que vivía un hidalgo..." Cuando termina de decir estas palabras, junto con otras más que suceden a las anteriores, David Bisbal (César Cadaval), como si estuviera en La Voz, el famoso programa de televisión, pulsa el botón rojo de su silla (la que tiene en el programa). No puede detener la silla, que gira constantemente, hasta que por fin lo hace. Bisbal le dice a Cervantes que es un "crack", pero que tendría que innovar en su libro. Justo cuando decía el escritor que "era más de Rosario Flores", aparece ella (no es una imitación, es la persona en la realidad) y va a darle un abrazo a Cervantes. Cada uno de los dos miembros del jurado le dice a Cervantes que le haría si va en su equipo. Bisbal y Rosario discuten sobre en qué equipo va, hasta que el cantante malagueño le arranca un brazo al escritor, diciéndole: "Ya tengo tu nombre artístico: El manco de Lepanto", mote por el que se le conoce actualemente.
  • Está el Rey Juan Carlos I sometiéndose a una más de sus múltiples intervenciones quirúrgicas cuando uno de los doctores que hay en quirófano (Jorge Cadaval) manda entrar en la sala a un mecánico de vehículos (César Cadaval) tratando al Rey como si de un coche se tratase. Le golpea con una estaca y un martillo, le taladra lo que el mecánico llama "cigüeñal", le echa gasoil por un embudo para hacerle una "trasfusión", con unas pinzas le da una descarga eléctrica, le pule con una máquina y acaba echándole un espray para coches "para cerrar la herida", como dice el mecánico. El Rey, consciente, le firma la factura al mecánico.
  • Un hombre (Jorge Cadaval) está en el banco para pagar un crédito que pidió con el aval de su madre (César Cadaval), cuando aparece ella. Cuando el hijo se dispone a abrazarla ella le pega advirtiéndole de qué más vale que no le de problemas y calificándole de "cerdo". Ellos discuten bajo la violencia de la madre. El hijo le pregunta al banquero cuando tiempo se tarde en paga un crédito de 3.000 € y este le dice que seis meses y que no necesita aval, pero para que le alejen la madre del hijo, este hace ademán al banquero para que diga que sí lo necesita. Luego le dice al banquero que suba el crédito para que el hijo del hombre no conozca a su abuela.
  • Los Morancos (ellos mismos) están en el pasillo buscando una puerta para poder salir de allí. Abren una y se encuentran con una escena de la Antigua Roma.
  • Mérida, 25 a.C. Está el emperador de la Antigua Roma (César Cadaval) dando una rueda de prensa, como si fuera el presidente de un club de fútbol, presentando a los nuevos fichajes como gladiadores (como si fueran futbolistas) en el Coliseo de Roma. Presenta a uno (Jorge Cadaval), que bien podría ser una parodia de Cristiano Ronaldo, por su acento portugués y porque cuando un periodista para referirse a él como "Cristiano", el emperador dice: "Si fuera cristiano ya hubiera ido a los leones". Dice que es vikingo y que el año pasado "fue 'pichichi' con 365 judíos muertos, 64 rematados de cabeza y Herodes en la Champions League". Manda a dos periodistas a los leones por preguntas incómodas. Al final el futbolista mata con su espada a el emperador.
  • Antonia (Jorge Cadaval) y su marido, Paco (César Cadaval), hablan de que Paco "lleva una temporada comiendo mucho Kebab". Antonia le muestra a su marido lo negativo de esa comida y, poco a poco, Paco va adquiriendo el aspecto de la típica persona de Oriente Próximo con el bigote, sombrero, ropa y acento característicos del lugar. Incluso Antonia, cuando iba a partir jamón, éste se le convierte en un Kebab. Cuando Paco se pone a bailar música de Oriente Próximo, Antonia pide socorro por la ventana. Pero al mirar en ella, todo se ha convertido en la clásica ciudad turca.
  • Gandalf (Jorge Cadaval) y Frodo (César Cadaval) conversan sobre si Gandalf aún tiene poderes. Él se lo muestra a Frodo, pero este no se convence.
  • Eva González (ella misma) presenta "Los debates de TVE" (programa ficticio), en el que, desde la frontera de Gibraltar con España, un hombre inglés (Jorge Cadaval) y otro español (César Cadaval) discuten sobre el peñón de Gibraltar, un tema muy abierto en la actualidad. Cuando la presentadora le nombra al señor español diciendo que "está a su izquierda", este le riñe diciendo que "de izquierda nada", viendo así que el hombre es de derechas (como se podía ver en otros debates ficticios protagonizados por Los Morancos de los distintos programas que han hecho en Canal Sur Televisión). El español insulta al inglés, acalorando así la conversación. El inglés dice que no abandonará a Gibraltar, dado que según el Tratado de Utretch les pertenece. Entonces, varias chicas de cada país aparecen y la discusión se convierte en una canción, la cual se trata de una parodia de la famosa canción "Vivir mi vida" (de Marc Anthony) diciendo el inglés en el estribillo a los españoles  "Podreis venir, podreis pescar, pero al final, para mi Gibraltar". Tras terminar la canción está el inglés haciendo contrabando ilegal con el español, cosa muy común en el peñón, desgraciadamente, de lo cual, el español da gracias por ello.
  • Un padre (Jorge Cadaval) va con su hija a enviar la carta de los Reyes Magos a una oficina de Correos. Cuando se encuentran con el cartero (César Cadaval) éste abre la carta y, con antipatía, va eliminando varias cosas de la carta, acusando a la niña d epedir "demasiadas cosas". Cuando el cartero les dice que el árbol de Navidad, por los recortes, no puede medir más de 1,50 metros, el padre le pega al cartero con el árbol (de esa altura) que había en la oficina.
  • El 2 de enero de 2014, un jefe (César Cadaval) va a despedir a uno de sus empleados (Jorge Cadaval). Pero el jefe le dice al finiquitado que "es el primer parado del 2014". En ese momento, como si hubiese ganado un premio, aparecen unas chicas cantando y bailando bajo el confeti. Viene una reportera de la televisión y le pregunta que qué se siente al ser el primer parado del 2014. Él contesta que no se lo espera uno, que cuando pasa se flipa en colores y que está encantado por ello. Incluso se conecta al instante con su mujer para darle la que para él es una buena noticia. Le entregan el finiquito en un cheque y el jefe le regala un pijama (aludiendo a la inactividad del paro). Segundos después, el jefe echa a toda la gente que había allí y se recobra la normalidad. Cuando van a hablar de los gastos, el jefe propone al empleado, dejar el 50% en "negro". Entonces, el empleado dice que su jefe es el primer corrupto del 2014. En ese momento, vuelve la fiesta, mientras unos policías llevan arrestado al jefe.
  • Aparece el emperador (César Cadaval) (el mismo que apareció antes) preguntando por su cocinero (Jorge Cadaval) para que le diga la cena de fin de año. Entonces llega él y le dice "Ave César". El emperador responde que no quiere de nuevo pollo y que prepare langostinos de Sanlúcar de Barrameda por la cuenta que le trae.
  • Un hombre (César Cadaval) va a un bar a pedir un gin tonic. El tabernero (Jorge Cadaval) le entrega la carta, dado que tienen multitud de variedades de gin tonic. El cliente comenta que lleva prisa para "ir a los toros", pero eso no le impide al tabernero prepararle un gin tonic de compleja elaboración, lo cual requería mucho tiempo. Después de mucho tiempo, ya habían acabado los toros, le da el camarero el gin tonic al sufrido señor. Cuando va a pegarle un sorbo, el camarero le detiene diciéndole en qué postura ha de tomarlo. Al final, el cliente se harta y, en vez de pagarle, coge el billete con que lo haría y lo despedaza delante de él, diciendo: "El dinero, deconstruido, mucho mejor".
  • Un joven (Jorge Cadaval) desea matricularse para estudiar Derecho en una universidad. Se supone que esa universidad es completamente gratis, pero, la mujer que le atiende en la matriculación (César Cadaval) empieza a cobrarle cantidades considerables de dinero por cosas que se supone que habrían de ser gratuitas (tasas, traslado de expediente, copia del recibo de una transacción...). Hasta se le cobra al estudiante por tener un asiento en clase y por ser zurdo. Como alusión a la situación actual en el mundo laboral, la mujer, cuando el joven le dice que para pagar todo lo impuesto habrá de trabajar, se parte de risa. Pese a todo lo cobrado, la mujer repite que es gratuita esa enseñanza. Al final, cuando el estudiante, para pedir más información, pasa a un sitio, se encuentra con unos gamberros que le acechan acosándole.
  • Reaparecen los dos hermanos, Los Morancos, paseando por el pasillo lleno de puertas. De repente, oyen un estruendo y dice César que es "la caída del imperio romano". Su hermano le pregunta cómo lo sabe y él responde que "por que es el César" (aludiendo a Julio César). Se encuentran con una puerta que lleva al futuro. La abren y, después de ello, se puede ver que detrás de la puerta hay oscuridad, como quisiendo decir "que el futuro será negro".
  • Madrid, 2055. Aparecen dos ancianos en una construcción, con aparentes achaques propios de la edad. Se conoce que están trabajando en esa obra porque se ve a más gente de esa edad diciendo que "ahora es su turno de trabajar". Con esta escena se quiere aludir a que dentro de unas pocas décadas tendemos que estar trabajando hasta una edad extremadamente avanzada. También dice uno de ellos (César Cadaval): "¿Cuántos años te quedan a ti para jubilarte?". El otro (Jorge Cadaval) responde que 25 años. El primero dice: "Yo voy a pedir una prestación para poder jubilarme el mes que viene". Asombrado, el otro exclama: "¡¿Con 87 años na' más?! ¿Y cuánto te queda de pensión?". Su compañero dice que 1.500 €, pero que eso es lo que tiene que pagar, añadiendo el 63% de IVA que habría en esa época. Con todo esto se quiere hacer referencia a que nuestro futuro va a ser muy difícil, más todavía de lo que es ahora. Al final puede verse que la obra es una villa olímpica para Madrid (alusión a que hasta dentro de muchos años los JJ.OO no serán en Madrid y que está construida de muy mala calidad (se cae en cuanto aparece. Alusión a la austeridad de Madrid en su candidatura a las Olimpiadas).
  • Parodiando al popular Sorteo Extraordinario de Navidad, que tiene lugar el 22 de diciembre, Jorge Cadaval, imitando a un niño, con el ritmo de cuando se nombra un número premiado en el sorteo, dice: "¿Cuánto han subido las pensiones?". César Cadaval, imitando a Raphael, en el parodiado y comentado spot de ese sorteo, dice: "Na, na, na, na, ná, na, na, naaa...", queriendo decir que no han subido nada.
  • Antonia (Jorge Cadaval) entra en casa y le riñe Omaíta (César Cadaval), que es su madre, por no haber comprado la comida de la cena de Nochevieja antes del mismo día. Omaíta le dice a su hija que saque lo que ha comprado para ver si compró todo lo necesario. Entonces, Antonia empieza a sacar los polvorones, las peladillas, el salmón ahumado, el cava (del que trae dos botellas. Ella dice que una es para ellas dos y la otra para Paco, su marido, ya que en su personalidad entra su afición por la bebida.), el jamón (Antonia dice que es un "Cinco Kas", porque es superior al "Cinco Jotas".) y el atún (coge de la bolsa un atún entero sin abrir ni nada y, cuando le pega azotes para enseñar su calidad, este supuéstamente se las devuelve. Entonces Antonia le riñe al atún.). Hasta trae unas campanas para "que Omaíta sepa cuáles son los cuartos en las campanadas". Le trae también un vestido rojo de cotillón para que lo lleve en la cena. Se le olvidan las uvas, pero sale una mano de la bolsa y le da un buen racimo. Cuando va a ver los langostinos que usará se ve que los tiene en una caja fuerte metida en el congelador, lo que Omaíta llama "demasiada seguridad". Encienden la tele pero, cuando lo hacen, se les apaga porque no puede recibir los canales. Antonia acusa a un vecino suyo por "robarle el wi-fi", pero Omaíta dice que no tiene nada que ver la tele con el wi-fi.
  • Parodiando la película Gravity (2013), Antonia y Omaíta aparecen en el espacio vestidas de astronautas, ajustando el satélite para que la señal llegue bien a su casa y además robar alguna cadena más. Antonia dice ver su casa y que su hijo, Joshua, está tocando los langostinos. Aunque esté en pleno espacio, donde no hay transmisión de sonidos, Antonia dice su famosa frase que utiliza para llamar "a grito pelao" a su hijo: "¡¡¡Jooooshuaaaa!!!".
  • Un candidato a unas elecciones generales (César Cadaval) está de visita en un hospital. Entonces canta una canción, que es una parodia de la canción "Mal de amores" (de Juan Magán), en la que habla de que "se aconstumbrarán a los recortes en sanidad y al copago", dándole menos importancia al asunto de la que tiene. Aparece un hombre (Jorge Cadaval) que se necesita operar, pero el político le dice que espere y le dice que no está tan mal, pero se puede ver que el paciente necesita la operación. Cuando el doctor dice quién es el siguiente para operarse, el paciente de antes, junto con un montón de gente más, dicen que ellos. El "afortunado" para hacerlo es ese paciente, pero al ver la nefasta calidad que hay en la intervención (se llevaría a cabo por personal del servicio de limpieza), él se niega a operarse. Todo eso transcurre como una canción. Al político le llaman por una cita y responde igual que el paciente sobre su operación, diciendo cantando: "Hoy no, no, no. Hoy no, no, no...".
  • A la cena de fin de año de Antonia (Jorge Cadaval) y Omaíta (César Cadaval) acuden el futbolista Sergio Ramos y el torero Francisco Rivera (los auténticos) que hacen de amigos de Joshua, el hijo de Antonia. Antonia les pregunta por el paradero de Joshua, pero ellos le contestan que está de fiesta de cotillón y que no viene, riñéndoles Antonia por no haberle obligado a que viniese. En lugar de Joshua acuden a la cena Rivera y Ramos. Antonia, muy agresiva, trata con antipatía a sus invitados. Aunque ellos tienen que irse, Antonia no lo permite. Madre e hija le quitan el balón a Ramos que, luego, tira Omaíta por la ventana. Al hacer eso le da a una monja. Como alusión a sus aficiones en la realidad, Antonia le dice a Sergio Ramos "que no se crea que es Sergio Ramos con el balón", y cuando a Francisco Rivera le preguntan si le gusta a él también el fútbol, responde que no, que es más de toros. Para la cena, Antonia saca del congelador los langostinos, pero son solo para ella y Omaíta, ya que a los dos invitados se les da mortadela para cenar. Cuando, Antonia y Omaíta van a servir el caldo, los dos intentan irse para aprovechar la distracción, pero cuando se disponían a cruzar la puerta, aparecen frente a ella madre e hija. Finalmente, Ramos y Rivera piden ayuda a Joshua diciéndole por la ventana que "su madre es inaguantable".
  • Altamira, 15.000 a.C. Llega un comerciante (César Cadaval) y le dice a un hombre (Jorge Cadaval) si quiere comprar un libro, pero éste le dice que aún no existe la lectura. Lo que el comerciante quiere vender el la "Enciclopedia de la Humanidad". El cliente se ofende y le dice que la Historia está muy poco avanzada. El mercader se defiende diciendo que el libro entero, excepto una página que es la historia que llevan ya, es inventado. Dice que si lo compra, le regala una estantería. Le pregunta la hora y el otro imita a una gallo, diciendo que son las cinco. Si son las 5'30, hace ese sonido añadiendo una coletilla más. Los dos prehistóricos se van y, enseguida, en el mismo escenario, aparecen de nuevo Los Morancos, como ellos mismos, intentando regresar al año 2013. Jorge se queja de que está agotado de viajar tanto. Intentan guiarse por lo que ven. Están hablando cuando oyen música proveniente de al lado suyo y callan para escucharla. Jorge dice que esa música es la del cotillón de fin de año de La 1 de TVE. César dice que no encuentran ninguna puerta para entrar, pero Jorge dice que en la Prehistoria usaban la imaginación y que así podían salir. Entonces pinta una con un pincel una puerta en la pared. Anima a su hermano a cruzar la puerta, de lo que él duda. En el preciso instante en que cruzan la puerta, acaba la escena y, luego, cuando salen, que se ve en los primeros minutos del especial de fin de año de Televisión Española, que sucedía a esta emisión, aparecen, efectivamente, en el plató de ese especial.
50px-Wikipedia_Logo_1.0.png Este artículo utiliza contenido del artículo La puerta del tiempo en Wikipedia con licencia Creative Commons (ver autores)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar