FANDOM


« Puede que me creas o no, pero, soy un humano, aún así... quiero comer eso... ».

Tragedia (悲劇, Higeki en japonés) es el primer episodio de Tokyo Ghoul, emitido por primera vez el 3 de julio de 2014.

Sinopsis Editar

Se comienza con una vista aérea por la ciudad de Tokio, dónde se pueden apreciar muchos edificios altos iluminados y un helicóptero que reporta lo que sucede. Una voz a través de una radio reporta a algunos intrusos en el Distrito 20: el edificio Aqua, precisamente.

Entonces se ve a Rize Kamishiro dentro, con su cara cubierta de sangre. Aparentemente, acababa de comer a una víctima. Mientras continúa devorando a su víctima desconocida, un extraño hombre llega, llamándola comedora compulsiva. Seriamente, Rize expresa que odia que la interrumpan mientras come.

Ella lo describe cómo un triste hombre que disfruta de molestar a los demás, lo cual causa gracia al hombre misterioso. Entonces señala que le ordenaron llevarla con vida, aunque incluye que no hay problema si le rompe algún dedo, brazo o las piernas.

Armado, se prepara para atacar a Rize, mientras ella sigue tan tranquila cómo en un principio. Se lanza hacia ella, y entonces se desata el Kagune Rinkaku de la chica ghoul, desplegando unos tentáculos rojos que detienen al hombre y después destruyen una de las peceras que habían alrededor para que el agua lo empujara y le permitiera escapar.

El hombre grita al ver que ella le había logrado robar algunas de las garras metálicas que llevaba para atacarla, y más tarde se le ve a ella en el techo sosteniendo esas armas en sus manos para luego arrojarlas lejos mientras el hombre grita.

Al día siguiente, una joven camina por las calles mientras puede oírse en las noticias que habían encontrado a varios hombres no identificados en el edificio Aqua, edificio comercial del Distrito 20. Más tarde, se muestran escenas de los empleados del café Anteiku.

El reportaje de las noticias sigue hablando, diciendo que en los cuerpos se había extraído saliva de ghoul, lo que llama la atención de Touka Kirishima, una de las meseras del café Anteiku, llamando su atención y volteando a la televisión.

En una mesa, está Hideyoshi Nagachika riendo a carcajadas de Ken Kaneki, burlándose de que Kaneki decía que su primera cita sería en una librería. Kaneki no entiende por qué no podría ser así, y más tarde dice que entonces irían al Gran Jardín ambos mientras comían hamburguesas.

Hide vuelve a romper en carcajadas, a lo que Kaneki responde diciendo que habla totalmente en serio. Hide dice que todo eso es típico de él, pero cómo cita resultaría en un fracaso.

Entonces Kaneki pregunta qué haría él entonces, afirmando que escogería un lugar dónde la chica se sintiera contenta por tener una cita ahí, pero al preguntarle qué lugar sería un ejemplo, no sabe qué responder. Tras la charla, Hide se acerca a Kaneki y le pregunta por la belleza de la cual tanto ha hablado.

Kaneki se sonroja mientras veía a Touka, lo que da a entender a Hide que era ella. Kaneki afirma que no es ella, pero Hide no le cree y la llama a la mesa.

Le pide un capuchino, y luego le pregunta por su nombre. Cuándo se lo dice, Hide se levanta de su silla y repentinamente le pregunta de frente si tiene novio, sonrojándola. Ella sale corriendo mientras Kaneki le regaña.

Graciosamente, Hide dice que es una chica muy adorable, pero luego Kaneki se queja, pues si era echado del lugar por su culpa no podría hacer nada más, pues ese café era el único lugar donde la chica que le gustaba y él se encontraban.

Entonces entra la chica que iba caminando casi al comenzar el episodio, y mientras camina, Kaneki la observa y señala que ella es la chica por la cual se siente atraído.

Se trata de una chica de cabello morado con lentes y un moño blanco detrás. Pasa al lado de Kaneki sin hacer ningún gesto, sólo la sonrisa que lleva desde que entró, y se dirije a una mesa sola. Al verla, Hide le dice que se rinda, identificándolos cómo que serían la bella y la bestia.

Entonces, deja unas monedas sobre el libro que Kaneki tenía sobre la mesa, El huevo de la cabra negra, y se despide. Cuándo sale, se despide de Touka y ya en la puerta grita a Kaneki ¡suerte!, ¡Kaneki, hombre apasionado!.

Cuando sale, Kaneki abre su libro y lee. Voltea a ver a la chica, quien acababa de pedir un café y saca un libro, que resulta ser el mismo que él lee. Entonces se le queda viendo fijamente hasta que ella voltea, sonriéndole y mostrándole el libro.

Al anochecer, está Hide comiendo y hablando por teléfono con Kaneki, quién estaba en su casa comiendo una hamburguesa. Le cuenta que a ambos les gustaba el mismo autor de libro. Ambos tendrían una cita en la librería, lugar que Hide cuestiona, pero igual espera que le vaya bien.

Mientras tanto, unos investigadores se encuentran cerca de un lugar dónde estaba una persona víctima de un ghoul, cubierta por una cobija azul. Uno de ellos se empezaba a preocupar, diciendo que una persona debería bastarles para saciar su hambre por un mes, pero los devoradores compulsivos eran diferentes.

El otro investigador los veía cómo animales, devorando cualquier número de personas si querían, pero luego los consideró peores. Al día siguiente, Kaneki y la joven de cabello morado se encuentran en una cita comiendo, charlando acerca de su autor favorito.

Entonces, cuando la conversación tomó emoción, Kaneki comenzó a emocionarse, atragantándose con la comida. La joven, preocupada, se acercó, y sin intención, Kaneki vio los pechos de la joven, sintiéndose avergonzado, aunque ella no se había dado cuenta.

Para despistarse, desvió la conversación, señalando el hecho que ella no había comido mucho durante su cita. Dice estar a dieta, y entonces se levanta para ir al tocador. Ya cuando se hace tarde, fuera del restaurante se despiden, agradeciendo la cita ambos.

La chica se ve preocupada, diciendo luego que ella vivía cerca del lugar dónde recientemente habían estado ocurriendo muchos incidentes relacionados con ghouls. Se expresa temerosa, así que Kaneki se ofrece a acompañarla, y se van caminando mientras charlan.

Kaneki le cuenta que su gusto por los libros surgió en su infancia. Su padre había llevado muchos libros a casa, pero falleció cuando él aún era muy joven, dejándole de recuerdo únicamente aquellos libros, diciendo que mientras su madre trabajaba, antes de morir también, él pasaba el tiempo leyendo.

Cerca de un callejón, la chica le dice que ella vive siguiendo el callejón, dirigiéndose ambos hacia allá. Touka, que los ve mientras camina al sentido opuesto por la misma calle que se conecta al callejón, los observa un momento y luego continúa caminando con su amiga.

Cuando están cerca, Kaneki logra juntar valor para pedirle salir otro día. Entonces ella usa palabras algo complejas para expresar que también le gustaría salir de nuevo. Sin embargo, todo toma un giro cuando ella dice que también le gusta él, pero después lo ataca, revelando que ella es una ghoul.

Da una enorme mordida a su cuello, dejándolo sorprendido mientra su rostro estaba cubierto por su sangre. Kaneki cae de espaldas al suelo, paralizado del miedo y adolorido por la herida que le había causado. La chica, quien era Rize, utiliza su Kagune Rinkaku, y aterrado, Kaneki intenta huir, pero es detenido por el Kagune de la ghoul, con el cual lo lanza fuertemente lejos.

De un salto, va directo nuevamente hacia él, atacándolo repetidas veces con su habilidad, causándole muchas heridas y llegando al punto de hacerlo escupir sangre. Kaneki parece estar muerto, lo que desanima un poco a Rize, ya que le quitaba emoción al acto.

Entonces, unas enormes vigas que se sujetaban arriba por unas cuerdas se sueltan cuando éstas se rompen, cayendo fuertemente sobre Rize, cobrando su vida antes de que pudiera matar y comer a Kaneki.

Ambos son llevados urgentemente al hospital, sin saberse cómo, quién o cuándo. Kaneki no recuerda mucho, encontrándose casi inconsciente aún. Fuera, se puede escuchar al doctor exigiendo que se le ayude a preparar un trasplante de órganos, aceptando tomar las consecuencias al no tener el consentimiento de sus familiares.

Kaneki no entiende mucho de lo que escucha fuera. Entonces puede escucharse que el doctor pide trasplantar los órganos de ella a él. Cuando finalmente despierta, se encuentra con una mascarilla de oxígeno en una cama de hospital, además que uno de sus ojos era negro con una pupila y líneas rojos.

Intentó comer, pero no podía. Sentía que no tenía apetito. La enfermera va, y lo ve cubierto bajo las cobijas, pero le llama la atención que aparentemente no había tocado la comida. Seguidamente, recuerda decirle que su amigo, Hide, había ido ese día.

El doctor Kano entra a preguntar si se sentía bien, y fuera del hospital puede verse a Hide con unos audífonos rojos yéndose del lugar. El doctor lo revisa, señalando que no parece haber nada malo pese a que no quería comer.

Kaneki dice que su sentido del gusto estaba extraño, diciendo que todo le daba un sabor asqueroso. Más tarde, cuando puede salir, comienza a pensar en qué había pasado, pero no recuerda mucho. Llega a su casa con una bolsa con comida, además de una carta de Hide esperando que se recuperara pronto.

Se queda dormido, y más tarde, enciende la televisión, dónde en ese momento pasaban un reportaje acerca de los ghouls, dónde decían que no necesitaban comer tanto, diciendo que un cadáver les dejaría vivir uno o dos meses sin ninguna complicación.

Entonces se le pregunta al hombre que daba la información si únicamente podían saciar su hambre comiendo humanos, afirmando que únicamente podían obtener nutrientes de las personas, y no de los alimentos que los humanos comen. Señala que sus lenguas funcionaban de manera diferente, dándole un asqueroso sabor a la comida humana.

Kaneki quedó aterrado por lo último que dijo, corriendo a la bolsa de comida que había llevado a casa. Intentó comer preocupado una hamburguesa, y cuando finalmente pudo probar un bocado dificultosamente, no soportó y por el terrible sabor que le daba, corrió a vomitar.

Intentó comer diferentes cosas, pero el resultado era el mismo: no soportaba comerlo, vomitando. Tras el último intento, lloró ante el trágico hecho. Kaneki se encontraba después en su cama deprimido, y en su teléfono tenía una llamada de Hide, diciendo que su autor favorito estaba firmando libros, por lo que quería avisarle.

Kaneki se levantó y salió a la calle. Caminó por diferentes lugares, y cuando su estómago le rugió se sintió asustado, principalmente porque estaba rodeado de muchas personas a la mitad de la calle. No soportaba la tentación, escuchando una voz en su interior e incluso salivando, así que corrió a su casa.

En el espejo vió que uno de sus ojos no era normal, sino que era negro con rastros rojos. Se preocupó, y en el reflejo del espejo vió tras él a Rize, por lo que golpeó el espejo pese a que ella ni siquiera estaba ahí. Recordó que decían que objetos cómo cuchillos no hacían daño a un ghoul, así que de la cocina tomó uno y trató de enterrárselo en el estómago, pero el cuchillo terminó rompiéndose.

Volvió a salir, casi no podía controlarse y su ansiedad por comer a una persona se apoderaba de él. Vió a una persona a lo lejos, y luego pudo oler un dulce aroma que le recordaba a la comida de su madre, y corriendo hacia lo que despedía ese olor encontró únicamente a un ghoul devorando a una persona.

Al verque en realidad el olor era despedido por un cadáver, cayó de rodillas al suelo y comenzó a llorar. El otro ghoul le preguntó si se sentía bien, ofreciéndole una parte de su víctima para que comiera.

En un momento, otro ghoul llegó, pidiéndoles no saquear su área de alimentación. Vio a Kaneki, a quién nunca había visto antes, y le entró curiosidad al ver que solo uno de sus ojos era rojo, lo que le pareció repugnante.

Lo sujetó fuertemente contra la pared, enojado por ir a su área de alimentación. Aseguró que lo mataría, pero pronto llegó Touka, quien también resultaba ser una ghoul, afirmando que esa zona no le pertenecía a él, sino que tras la muerte de Rize, que era a quien pertenecía ese territorio, la zona era ahora para los ghouls más débiles, señalando que pertenecía a ellos, los del Anteiku.

Nishio se muestra molesto al escuchar eso, diciendo que ellos no deberían poder gestionar nada. Señala que esa área le perteneció, pero Touka le recuerda que la perdió porque fue débil. Nishio se molesta aún más, y ambos comienzan a pelear.

Un sólo golpe basta, y tras unos momentos, varias cortadas aparecen sobre el cuerpo de Nishio. Touka ve a Kaneki agitado, y le ofrece comer algo, y pese a que instintivamente intentaba comerlo, trataba de no hacerlo.

Pronto, ella recuerda que él era el chico que estaba con Rize al ver que solo uno de sus ojos estaba rojo. Queda sorprendida al ver que no había sido devorado. Se negaba a comer y a comportarse como ghoul, afirmando ser aún un humano. Al no querer comer, Touka le ayuda a comer, empuñando un enorme trozo en su boca para que lo comiera por la fuerza.

Hechos importantes Editar

Apariciones Editar

Protagonistas Editar

Antagonistas Editar

Personajes secundarios Editar

Curiosidades Editar

  • Cuando Kaneki ve a la persona muerta en el territorio que antes pertenecía a Rize, se resistía a comerlo aunque salivaba demasiado y no podía controlarse.
  • Parece que al consciencia de Rize está dentro de Kaneki, ya que trataba de motivarlo a saciar su apetito.
  • Al estar parte de Rize en Kaneki, el territorio que antes le pertenecía a ella pertenecería quizás ahora a Kaneki.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar